¿Sabes lo que son los inchies?

Los “inchies” son cuadraditos de tela u otros materiales (fieltro, cartón, fimo, cualquier cosa) que miden una pulgada (“inch”, en inglés) de lado. Eso se traduce en cuadrados de medida 2,54 x 2,54 cm. ¡Son diminutos! Y sobre esta superficie tan pequeña, colocamos decoraciones variadas para hacer muchos, y todos diferentes.

Los inchies se encuadran dentro del mundo de las técnicas mixtas. Aunque es muy habitual hacerlos utilizando una sola técnica, es sin duda un elemento muy artístico que invita a mezclar ideas y materiales. ¡Todo vale! Siempre y cuando quepa en un cuadradito diminuto de 1 pulgada de lado.

Ejemplo_inchies_mezcla_01

Si nunca habéis oído hablar de los inchies antes, os estaréis preguntando seguramente… pero, ¿para qué se usan? Lo más habitual es usarlos para intercambiar con otras personas que también los realizan y hacer colecciones, que luego se pueden colocar en cuadritos y enmarcar, por ejemplo, por colores. Los artesanos de los inchies tienen por costumbre firmarlos por detrás con sus iniciales (bordadas, o con rotulador negro permanente, etc, dependiendo de qué esté hecha la base) antes de enviarlos en los intercambios. Así que en la práctica, al ponerlos todos juntos, sirven como muestrario de técnicas y de diseño para las que los realizan y coleccionan. También se utilizan como piezas decorativas independientes en todo tipo de proyectos de manualidades y labores.

Inchies con técnicas de patchwork y labores

Para las costureras, hacer un inchie implica hacer un “mini quilt”, o colcha en miniatura, que se adorna con botones, puntillas, aplicaciones de otras telas, pedacitos de fieltro, abalorios, hilos especiales, cordones, etc. Como regla general, tienen tres capas, igual que cualquier quilt, y se realizan en placas más grandes de tela estampada (10 cm x 10 cm, por ejemplo, para 12 inchies en total) que luego se recortan en pedacitos de una pulgada y se sobrehilan para impedir que se deshilachen y se separen las piezas del quilt. En este tutorial encontraréis los pasos de este método, y está en español.

Tutorial_Inchies_tela_01_all_500

También podéis echar un vistazo a este otro tutorial, que utiliza la misma técnica de una tela estampada de base sobre la que luego se decora dependiendo de la parte de estampado que haya caído en cada inchie. Al final los inchies quedan todos diferentes, pero tienen la base en común y eso les da unidad si queremos enmarcarlos juntos. Este tutorial está en inglés, pero veréis por las fotos que es la misma técnica y os servirá para sacar más ideas.

Tutorial_Inchies_tela_02

En todo caso es importante tener en cuenta que, si bien esta técnica ayuda a hacer muchos inchies a la vez con el mismo fondo estampado y aprovechando sus variantes, no es obligatorio en absoluto hacerlos de esta manera. Debemos tener libertad para elegir nuestro propio método. Los de la primera fotografía, por ejemplo, no estaban hechos de esta manera, porque como veis, llevan un dobladillo hacia adentro cada uno.

Yo he hecho los míos para la portada en fieltro y a mano, y de uno en uno. He puesto una segunda capa de fieltro por detrás para tapar las costurillas y como excusa para poner puntadas en el borde, aunque ya sabéis que con el fieltro no hace falta (la cinta que he usado como decoración sí se deshilacha, sin embargo). Si las vais a coser a una labor, como un bolso, por ejemplo, pues una capa de fieltro vale, y luego aprovecháis la costura que tenéis que hacer para poner las puntadas de adorno.

inchies_fieltro_foto_post

Inchies con técnicas de scrapbooking

Si se utilizan técnicas de scrapbooking, hay que utilizar una base sólida (papel o cartulina de gramaje alto, cartón). Se pueden utilizar dibujos hechos a mano, papel de colores, pinturas acrílicas, telas, pequeños objetos (monedas, por ejemplo), etc. Una vez terminados, se pueden esmaltar con cola vinílica o productos para decoupage con efectos especiales, para que se conserven mejor.

Ejemplo_inchies_scrap_01

Es corriente que los inchies de scrapbooking lleven palabras recortadas de libros o revistas, como en este ejemplo, y ayuden a dar un mensaje al conjunto, que luego se incorporará a los distintos usos:

  • Para pegar en albumes y tarjetas como una parte más elaborada de la creación de scrapbooking.
  • Como decoración de diarios (journals) personales, utilizando los que se ajusten a los temas o al tono en el que se escribe.
  • Recopilados por temas, pueden servir para decorar una cubierta de album o realizar un cuadrito decorativo.

Aquí os pongo un ejemplo de cómo usar los inchies de scrapbooking para decorar una tarjeta de felicitación.

Ejemplo_inchies_scrap_02

La técnica de papel que ha usado esta artesana es similar a la que hemos visto antes con tela, y consiste en cortar varios trozos de papel con distintos estampados y pegarlos mezclados. Después recorta cuadraditos de 1 pulgada de lado y salen todos diferentes. La página está en inglés, pero la técnica está bien explicada con las fotografías, por si os interesa echarle un vistazo. En todo caso recordad que no es más que una idea, y que se pueden utilizar todo tipo de técnicas para realizar los inchies.

Inchies hechos en arcilla y otras técnicas

Quería poner un ejemplo más de inchies fuera de lo que son las labores de costura y las técnicas de scrapbooking. Los inchies en arcilla (polimérica o no) son bastante impresionantes. Se trata de modelar en un tamaño muy reducido, creando como una mini baldosa de una pulgada de lado. En general son grabados geométricos con bonitas mezclas de colores, pero también a veces representan figuras y edificios completos, cuando los artistas tienen una gran habilidad.

Ejemplo_inchies_clay_01

Variantes de los inchies según el tamaño y la forma

Hay variantes de la misma idea del mini-muestrario, pero cambiando el tamaño del cuadradito o la forma. Las variantes más conocidas, que tienen nombres propios, son las siguientes:

  • Twinchies: son lo mismo que los inchies pero la medida del cuadradito aumenta a 2 pulgadas (unos 5 cm de los nuestros). Mucha gente los prefiere a las limitadas dimensiones de los inchies, en los que apenas cabe nada. Por ejemplo para mini trabajos de bordado, este formato tiene mucho éxito. Os pongo un ejemplo aquí, como veréis es mucho más grande.Twinchie_bordado
  • Betwinchies: lo mismo de nuevo, pero esta vez el cuadradito mide 1,5 pulgadas, es decir, un tamaño intermedio entre los inchies y los Twinchies. De ahí su nombre, ya que “between” en inglés significa “entre” (pulgadas). Este ejemplo de abajo es un panel hecho con betwinchies. Como veis, caben más cosas que en los inchies, piezas de dominó pequeñas, cerraduras, y otros objetos interesantes.Betwinchies_panel_01
  • Rinchies: en este caso nos cambian la forma del mini muestrario por un círculo (La “R” del nombre es de “round” en inglés, redondo). Pero aquí volvemos a una pulgada de diámetro, por lo que, al ser redondos, son en realidad más pequeños que los inchies (tienen menos superficies que rellenar). He visto que se usan mucho en tarjetería, con diseños sencillos, como en este ejemplo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y aquí termina mi pequeña introducción al apasionante mundo de los inchies. Espero que os haya gustado y, tanto si ya los conocíais como si no, os animéis a probar algunas de estas técnicas y empezar a coleccionarlos. No será la última vez que los veáis en mi blog, porque me encantan y ya estoy preparando más. ¡Saludos!

 

3 opiniones en “¿Sabes lo que son los inchies?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.