Halloween – Bolsa para caramelos

Se acerca la festividad de Halloween, que cada día es más celebrada en nuestro país sobre todo debido a las actividades escolares. Es un festival para los niños, que se disfrazan y hacen decoraciones de otoño.

La costumbre americana de pedir caramelos por las casas no está tan extendida en España, pero hemos pensado que una bolsa para recoger los caramelos es, en cualquier caso, un buen complemento para cualquier disfraz de Halloween. Presentamos una bolsa de pequeño tamaño, adecuada para un niño de hasta 5-6 años.

bolsa_caramelos

Hemos hecho la bolsa con fieltro, utilizando dos planchas de tamaño A4 (una gris y una negra) cosidas alrededor con una puntada decorativa. La parte superior la hemos vuelto hacia afuera, y colocado las asas con los botones sobre esta vuelta. No ha sido necesario cortar las hojas de fieltro.

Detalles del centro de la bolsa

En la parte delantera hemos cosido otra pieza de fieltro, de color naranja, para contrastar con el negro y por ser el color identificador de la fiesta de Halloween. Las medidas son aproximadamente 16,5 x 17,5 cm, aunque lo hemos recortado a mano para que cubriera simplemente la superficie central de la bolsa.

En la esquina superior izquierda hemos puesto una tela de araña bordada sobre el fieltro con hilo negro, para contrastar con el color naranja y para que combine con el fondo de la bolsa. La araña es un botón negro con brillantina. También hemos dibujado un murcielago sencillo y recortado la forma en fieltro negro, como se ve en la esquina inferior derecha. El murciélago tiene los ojos blancos, que son botones de 6 mm de diámetro.

Brujita

Finalmente hemos añadido algunos botones temáticos más, como son el zapato de bruja (también con brillantina), la brujita y un fantasma con el BOO (la palabra que se usa en inglés para dar un susto, que se lee BUUU!).

Varios de estos botones y adornos, así como los botones grandes que hemos puesto para sujetar las asas de la bolsa, vienen en el paquete de Dress-It-Up Halloween grab bag. Lleva muchos botones en los colores típicos que se usan en esta festividad, tanto de dos agujeros, de cuatro agujeros y con anilla posterior, como botones de fantasía con forma de fantasma, bruja, tela de araña, calabaza, etc. Los contenidos del paquete son totalmente aleatorios.

bolsa_asas

Las asas son tiras de fieltro de unos 2 cm de ancho y 20-25 cm de largo. Hacen falta 4 tiras, y se cosen dos a dos por el borde con una puntada decorativa.

En el revés, que hemos hecho de color gris, no hace falta realmente poner nada. Pero hemos puesto una pequeña decoración con botones de colores en forma de caramelo, que da una indicación del uso que se va a dar a la bolsa. De hecho, esta sencilla decoración de la parte posterior podría servir también para el derecho de la bolsa y se terminaría mucho más rápido.

bolsa_reverso

Este tipo de bolsa se puede hacer de muchas maneras, a gusto de cada uno. El fieltro y los botones de fantasía lo hacen fácil y divertido. Se puede también acoplar fieltro a una bolsa que se tenga ya hecha y poner las decoraciones encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.